miércoles, junio 28, 2006

Este blog cumple un año. Deseo darle las gracias a quienes “no le hicieron el feo”, es decir, a quienes aceptaron que reprodujera alguno de sus artículos: Miguel Alcubierre, Gabriel Benítez y Luis R Noguez. También a quienes aceptaron que les hiciera una entrevista (aunque confieso que originalmente no estaban pensadas para este blog): Mario Méndez Acosta, Héctor Chavarría, Luis Ruiz Noguez y Pepe Kuri. Muchas gracias a quienes leen Las patillas de Asimov. Prometo aplicarme más en la crítica a la pseudociencia.

Para terminar esta entrada, quiero escribir acerca de dos ideas:

1. Carl Sagan le dedica a James Randi un capítulo de El mundo y sus demonios. Explica Sagan que en cierta ocasión un crítico acusó a Randi de estar “obsesionado con la realidad”, agrega Sagan:“Ojalá pudiera decirse lo mismo de nuestra nación y de nuestra especie”; así, lo que al crítico le pareció despreciable, Sagan lo convierte en algo digno de imitarse. De ahí que “Obsesionado con la realidad” sea el título de ese capítulo.

Sagan escribe:

En la celebrada película El mago de Oz, Dorothy, el espantapájaros, el leñador de hojalata y el león cobarde se ven intimidados –en realidad atemorizados- por la figura oracular de gran talla llamada el Gran Oz. Pero el pequeño perro de Dorothy, Toto, descorre una cortina que lo oculta y revela que el gran Oz es en realidad una máquina dirigida por un hombre rechoncho y asustado, tan exiliado como ellos en aquella tierra extraña.

Creo que es una suerte que James Randi descorra la cortina. Pero sería tan peligroso confiarle a él el desenmascaramiento de todos los matasanos, farsantes y tonterías del mundo como creer a esos mismos charlatanes.

Quiero hacer especial énfasis en el último enunciado del párrafo: Si no queremos que nos engañen, debemos ocuparnos de ello por nosotros mismos.

En ese mismo libro, Sagan anota: La magia requiere la cooperación tácita de la audiencia con el mago: una renuncia al escepticismo o lo que se describe a veces como la suspensión voluntaria de la incredulidad. De ello se deduce inmediatamente que, para penetrar en la magia, para descubrir el truco, debemos dejar de colaborar.

¿Queremos cuidarnos? Entonces dejemos de colaborar. Y dejamos de colaborar cuando aplicamos el pensamiento crítico, cuando aplicamos el equipo de detección de camelos.

¿Qué sucede cuando dejamos de cooperar con los charlatanes? Los caballos voladores se convierten en simples globos, las esferas hechas por seres extraterrestres se convierten en chatarra espacial, los científicos -que respaldan los videos de supuestos extraterrestres- se convierten en farsantes, los psíquicos dobladores de cucharas y los cirujanos psíquicos se convierten en “magos desadaptados”, la “dermoóptica” se convierte en un simple truco...

Parafraseando a Sagan: Sí, es una suerte que Randi, los escépticos de la India y muchos de los escépticos que están en mis enlaces, descorran la cortina... Pero mucho más importante que la existencia de esos escépticos es que cada uno de nosotros sea crítico y no colabore con los charlatanes.

2. ¿Quién debe refutar las pseudociencias? Luis Ruiz Noguez nos dice que “no es labor exclusiva de los científicos, es también obligación de los intelectuales, entendiéndose por ello a los humanistas y literatos, y en general de todo aquel que haga uso de la razón. ¿Qué está usted haciendo por evitar el avance del oscurantismo?”

Para muchos escépticos es importante compartir información. ¿Tiene usted datos que demuestran que un astrólogo miente? Compártala. Los charlatanes viven de la desinformación. Todos los escépticos que hacen revistas, que elaboran boletines o que hacen blogs tienen ese objetivo en mente: compartir información. Ese también es mi objetivo.

8 comentarios:

control_zape dijo...

Felicidades bloguecumpleañero.

Que sean muchos más de "compartir información".

Pereque dijo...

¡Muchas felicidades! ¡Y mucha información por compartir, citar, y demás!

De los cumpleaños de blogs que he visto, ¿se vale considerar el año 2005 como el del nacimiento de la blogósfera escéptica mexicana?

P.

Martín Fragoso dijo...

Hola, gracias por sus comentarios. ¿2005 como el año de nacimiento de la blogósfera escéptica mexicana? Tal vez, creo...

Saludos.

Francesc Verdú dijo...

Enhorabuena por el primer aniversario de este fantástico blog, al que le deseamos todos muchos años. Me ha encantado el post, con bonitas referencias a Sagan y Randi, a mi entender los "padres" del pensamiento crítico moderno, e incansables divulgadores.
Saludos cordiales desde España.

JASO dijo...

¡ Felicidades Martín !

Excelente labor que te encomiendas a bien realizar.

Tú y varios blogueros "monstruos" mas como Schwars y Noguez son ejemplos a seguir para quienes deseamos seguir y extender la divulgación del pensamiento crítico y racional.

En horabuena!!!

Jack Maybrick dijo...

Un año se dice fácil. Es sólo decir las palabras "un" y "año" seguida una de otra.

Cumplir un año, por su parte, es difícil. Muchos blogs ni siquiera sobrepasan los 5 artículos.

Cumplir un año con artículos de buena calidad, es más difícil. Y es así como haz llegado hasta aquí y llegarás más allá.

Me uno a la fiesta. Felicidades.

Alejandro Agostinelli dijo...

Feliz cumple blog Martín. Recibe un fuerte abrazo de tu amigo

Alejandro Agostinelli

Martín Fragoso dijo...

Hola, gracias por sus amables comentarios. Sólo puedo decirles que seguiré esforzándome por ofrecer artículos originales y que pongan en apuros a los charlatanes.

Saludos.