viernes, enero 27, 2006

Yo chamaqueo, tú chamaqueas, él chamaquea, nosotros...

“¿Considera el lector que es prueba suficiente de visitas extraterrestres el video que se presenta?” Con esa pregunta terminaba mi primera entrada sobre la más reciente “evidencia” que presenta Maussán.

Supongamos que realmente un visitante del espacio desapareció detrás de un poste, las imágenes presentadas no pueden probar algo así. No es necesario recurrir a la llamada hipótesis extraterrestre para explicar el caso, unos jóvenes bromistas bien pueden lograr imágenes como las ya conocidas. Por ello es que ni los videos ni las fotografías pueden ser prueba de que hay extraterrestres en nuestro planeta. Pero Maussán no sólo presenta el video, también nos está presentando la “evidencia” de que las imágenes son auténticas.

Luis Ruiz Noguez escribió un artículo titulado La “literatura” irracional, ese artículo nos permitirá analizar la forma en que trabajan los mercaderes del misterio. Luis dice que los “insolitólogos” no demuestran, afirman, y sus afirmaciones pueden ser de diversos tipos; veamos sólo algunos ejemplos de esas afirmaciones, precisamente las que Maussán utiliza en la defensa de este caso:

Afirmación por insinuación. Es la más practicada. La forma dubitativa permite concebir todo, adelantar todo, por medio de un vaivén de sugerencias que, aparentemente, no afirman nada, pero que se repiten, se refuerzan y, al final se llegan a imponer. Del indicativo pasan al condicional, el modo que tanto favorece a la afirmación que no afirma, pero que permite comprender con medias palabras al iniciado. Este deslizamiento sutil de lo posible en suspenso a lo posible realizable, que se convierte rápidamente en una certeza, conduce a la férrea aceptación de lo que sigue siendo esencialmente una hipótesis.

Afirmación por halago. Es la más fácil. Se recusa a esos personajes celosos y fosilizados que son los científicos y se hace un llamado a la inteligencia del lector, quien muy halagado, admite a ojos cerrados los viajes a velocidades superiores a la de la luz o el poder de la mente sobre la materia.


Afirmación difamatoria. Contrapartida de la anterior. Permite decir sus verdades a los científicos que se niegan a caminar sobre la cabeza.
Afirmación paralógica. Por medio de ella se puede ir sacando cualquier cosa de cualquier otra, de deducción en deducción.

Afirmación inverificable. Es la más segura y la más impúdica. Se ejerce anunciando hechos que el lector más exigente es incapaz de verificar por falta de medios necesarios para hacerlo. Coadyuva el hecho de que en ninguna de estas revistas se citen referencias bibliográficas o de otro tipo.

Ahora vayamos al programa radiofónico de Maussán.

El domingo pasado hizo comentarios sobre Carlos Trejo, recordemos que Trejo anda metiendo las manos en el Caso Mérida, el cazafantasmas llevó a cabo una recreación para demostrar que dicho caso es falso (como si los videos que presenta el cazafantasmas no pudieran recrearse fácilmente, Maussán podría darle una cucharada de su propio chocolate); Jaime afirmó que Cañitas es un libro pésimamente escrito, en eso coincido con el ufólogo (el ingenuo Trejo cree que es uno de los mejores escritores de nuestro país); también dijo que no esperaba que MILENIO diario fuera objetivo o que dijeran la verdad (más adelante veremos qué tan objetivo es Maussán, también veremos qué tanto aprecia la verdad); entrevistó a Santiago Yturria, nada interesante para comentar. Mejor pasemos a la “evidencia dura”, aquella con la que dice tener “a los científicos contra la pared”.

Maussán entrevistó a un “buscador de la verdad” (así se definió a sí mismo el personaje del que hablaremos a continuación). Aquí hace aparición el verdadero misterio, lo que podría demostrar que las imágenes realmente muestran un extraterrestre. El físico Jorge Guerrero de la Torre afirma haber encontrado, en el poste en el que el supuesto extraterrestre se esconde, radiación imposible de explicar. Exponía sus hallazgos cuando de pronto nos dejó boquiabiertos (al menos a mí, supongo que no a Maussán y compañía) con sus ideas de las energías que emanan de todos los seres vivientes y que varían según el estado de animo y de salud (¿?). Habló de una “matriz coherente de energía” que poseemos y que, mediante la concentración, podemos utilizar para influir en la materia y la energía que nos rodea. Dijo algo acerca de la meditación, y cómo con ella puede alterarse (o algo así) la energía de todo el campo electromagnético. Este es un ejemplo de lo que Luis R Noguez llama afirmación difamatoria. ¿De qué se trata todo esto? ¿Es que Jorge Guerrero mezcla sus supuestos conocimientos en física con sus creencias en lo paranormal?

Después de esta “explicación” mencionó que el extraterrestre abrió, detrás del poste, ¡¡una puerta dimensional o vórtice cuántico!! Dijo que encontró remanentes de radiación de vacío cuántico y que esa radiación ¡la emitimos los seres humanos! Concluyó diciendo que para él el evento fue real (más adelante veremos más detenidamente lo que el físico dice haber encontrado).

Después Maussán anduvo dando algunos saltos, ejemplo de afirmaciónes paralógicas y por insinuación: que si el extraterrestre quería meter a la puerta dimensional al joven que tocó (en eso estuvo de acuerdo Jorge Guerrero), que si los extraterrestres están en plan de observación, que si los misteriosos visitantes tienen tales o cuales planes, que si esos extraterrestres se presentaban a los antiguos mayas...

Maussán se presentará el 31 de enero en el programa de Adal Ramones, es posible que le acompañe Jorge Guerrero. No prometo ver el programa, tendré que pedirle permiso a mi estómago.

Para Jaime son los “otros” (así llama a los ufólogos que “lo atacan”) quienes tendrán que demostrar la falsedad de este caso, son esos “otros” quienes deberán llevar a cabo su propia investigación de campo para refutar la evidencia. A él le basta con el informe de Jorge Guerrero para presentar el caso como auténtico. Estoy en desacuerdo.

Si alguien nos presenta supuestas pruebas de algo que deseamos que sea cierto, y además ese algo es extraordinario, ¿qué tenemos que hacer?, ¿conformarnos con esas supuestas pruebas?, ¿ponernos a gritar a los cuatro vientos nuestro descubrimiento (y después cobrar por mostrarlo en conferencias)? Creo que no. Creo que lo más sensato sería intentar corroborar la supuesta evidencia, ¿cómo? Investigando las credenciales de Jorge Guerrero, sometiendo a crítica -con físicos o astrónomos- su informe e intentando que investigadores independientes repitan las mediciones que afirma haber realizado.

Es decir, Maussán –antes de hablar de las sorprendentes conclusiones del “científico” y comenzar a organizar conferencias al respecto- debería hacer todo eso, no se trata de que rete a los “otros” a que realicen ese trabajo. El ufólogo entiende las cosas al revés: en lugar de demostrar la autenticidad del caso, Maussán pide que se le demuestre que es falso. Pero como es él quien hace las afirmaciones extraordinarias, entonces es él quien debe demostrarlas presentando pruebas igualmente extraordinarias. ¿Qué tipo de prueba debería mostrar? Debería pedir a Jorge Guerrero que presente su investigación a la comunidad científica. El físico puede elaborar un informe para tal fin, él dice que su hipótesis es que la extraña radiación se explica por la presencia de una “puerta dimensional”, bien, fue al lugar, hizo las mediciones, tiene los datos, etc. La verdadera prueba sería el apoyo de la comunidad científica, al menos el apoyo de los científicos que reciban su informe. Ese es el tipo de prueba que el público de Maussán tiene derecho a exigir. ¿Por qué no hace eso Jorge Guerrero? ¿Por qué no envía su informe a una revista de física? Digo, no creo que descubrir “vórtices cuánticos” sea algo de todos los días... Pero para Maussán es mejor aceptar, sin entender, lo que Guerrero afirma.

Y aquí tenemos el ejemplo de afirmación inverificable, el público en general no puede verificar lo que supuestamente se encontró en el lugar de “los hechos”.

Así el asunto, tenemos a un físico que afirma que hay radiación que demuestra que en el video realmente podemos observar a un extraterrestre. Entonces decidimos buscar información en internet.

Llegamos a la página de el/la/los/las SEIP (Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas). Encontramos un artículo titulado La humanidad y la vibración índigo. ¿Tendrá esto algo que ver con el fraude de los “niños índigo”?

Antes de revisar el artículo, veamos lo que encontramos, al final de dicho escrito, sobre el “hombre de ciencia” que lo firma:

M. en C. Jorge Guerrero:
Director del Centro de Investigación y Estudios en Ciencias Esotéricas –México–
Físico-matemático, astrónomo y psicoastrólogo
Master en Parapsicología por la Open University of Advanced Sciencies Ltd. –Florida, E.U.A.-
Master en Reiki de la Usui Shiki Ryoho
Miembro de The Planetary Society, University of California at Berkeley
Miembro investigador de la Facultad Libre de Altos Estudios Paracientíficos –Barcelona, España-

Note el lector eso de afirmar que es astrónomo y a continuación que también se dedica a la “psicoastrología” (supongo que es un tipo más avanzado de astrología, que -como todos sabemos- es una ciencia). ¿Ciencias esotéricas? ¿Master en parapsicología? ¿Reiki? ¿Altos estudios paracientíficos? Mmmmmm Creo que la fiesta de Maussán se está echando a perder. Es evidente que don Jorge Guerrero muestra con gran orgullo sus “logros” en parapsicología.

Regresemos al artículo (también firmado por Elvira Salas quien, al igual que Jorge Guerrero, se dedica a las supersticiones, perdón, también se dedica a la parapsicología). Pues efectivamente habla de los niños índigo:

“...somos simplemente co-participantes de un hiper-sistema Universal, con estructura holística e interconexiones fractales! Si observamos en nosotros una evolución acelerada, en el sentido de que –por ejemplo- cada vez nacen más niños con cualidades y aptitudes físicas, emocionales, mentales y espirituales superiores, los así llamados niños índigo, es que nosotros estamos evolucionando con ese ritmo más amplio de evolución, que ahora es evidentemente acelerado, del Cosmos”.

Más adelante encontramos el siguiente párrafo:

“Se hizo el vaticinio a través tanto de profecías como de serias extrapolaciones psico-sociológicas de que ingresaríamos ya a un periodo tanto como fascinante cuan también revelador, de una nueva expresión de la conciencia humana a través del nacimiento de personas cuyo campo psicobioenergético u aura vibra dentro de lo que perceptiblemente (por métodos psíquicos o kirlianografía) son los colores azul y añil. Es en estos nuevos miembros de nuestra especie que logramos ver la oportunidad que se nos ofrece para realizar esta tan desesperadamente buscada libertad, para vivenciar nuestra íntimamente anhelada felicidad.”

En el artículo encontramos términos como: meta-conciencia tetradimensional; de igual forma los autores nos revelan uno de los secretos más impresionantes del universo (prepárese el lector pues a partir de este momento su vida cambiará por completo), aquello que realmente somos: esencias divinas encarnadas para obtener experiencias humanas.

Leamos el siguiente párrafo y tengamos presente que lo escribió el hombre en quien se apoya Maussán para demostrar la autenticidad de las imágenes del supuesto extraterrestre:

“Es muy posible que en ellos, los niños, nuestros niños, existan densos flujos psicobioenergéticos en los tres centros chákricos superiores, lo cual les permita esta psicoradiación teñida de índigo. Quizá el campo morfogenético de la humanidad está por fin expresando su verdadera faz.”

¿Un científico escribiendo sobre “densos flujos psicobioenergéticos”?, es bueno que don Jorge Guerrero nos aclare que no son más que tres los “centros chákricos superiores”.

¿Y qué tal las siguientes líneas?

“Los niños de la luz saben que la energía de la Tierra necesita ser renovada, y poseen para ello una profundísima confianza en las bondades del Universo. Ellos saben que el Cosmos confabula a favor de ellos, pues tienen esa indestructible fe de que la faceta intensa y poderosa de la vida se les revela. Tomemos esta enseñanza como propia.”

El artículo, por haber sido escrito por un físico, resulta bastante “curioso”. ¿Quieren leerlo? Aquí lo encuentran:

http://www.ctv.es/USERS/seip/breves43.htm

Por lo general los llamados niños índigo son en realidad niños con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), por lo general los llamados niños cristal son niños con autismo. Y lo único que hacen quienes explotan este asunto es confundir a los padres de familia y profesores, juegan con la calidad de vida de estos niños.

En internet puede encontrarse información crítica sobre la superstición de los niños índigo/cristal .

Regresemos a lo que el físico ha aportado al misterioso caso del “extraterrestre” de Yucatán.

En su réplica a MILENIO diario, Maussán comentaba: "...el físico astrónomo Jorge Guerrero declaró que el hallazgo era asombroso e inexplicable, ya que no existen motivos para justificar radiactividad en el fraccionamiento de El Parque. Las mediciones realizadas con aparatos especializados detectaron la presencia radiactiva, no considerada como peligrosa, sino como materia oscura".

¿Materia oscura? Bueno, las dudas comienzan a asaltarme: ¿qué se hace en caso de encontrar materia oscura embarrada en un poste de luz?, ¿el extraterrestre dejó la materia oscura a propósito?, ¿la olvidó?... más importante aún: ¿sabe este físico lo que es la materia oscura?

En la página de Maussán encontramos el reporte del físico, sus conclusiones son:

En virtud de los hallazgos hasta el momento obtenidos, me atrevo a afirmar que en ese lugar ocurrió en efecto un acontecimiento no explicable naturalmente y que ajusta a las evidencias físicas presentes en un contacto extraterrestre de tipo Tres, durante el cual el o los testigos establece algún tipo de cercanía o interacción física estrecha con un Objeto Volador No Identificado o con una Entidad Biológica Extraterrestre. Además el medio a través del cual el ser se manifestó en ese lugar a generado una anomalía aún activa en estos momentos. La naturaleza de esa anomalía se corresponde el tipo de dinámica energética asociable a una fuente de materia cuántica descrita por los actuales modelos cosmogónicos como Materia Obscura . Algunos teóricos han vinculado a este tipo de exótica materia con el Bioplasma u Orgones . Recomendamos en primera instancia una observación continua de ese lugar ante cualquier posterior manifestación inusual y que esté vinculada con el fenómeno OVNI.
Nota .- Se anexa información respecto a este tipo de energía.

¿Relación entre la materia oscura y los “orgones”? Antes de pensar mal echémosle una mirada al anexo en el que explica lo que es la materia oscura:

Anexo:
Materia obscura en nuestro entorno y su posible relación directa con el bioplasma:
Uno de los primeros en definir este tipo de materia en occidente fue Paracelso, en el siglo XVI, comparándolo a una bola de fuego circundante a los seres vivos.
En el siglo XVIII, el místico Emanuel Swedenborg lo describió como una "esfera espiritual".
A mediados del siglo XIX Franz Anton Mesmer realizó estudios más exactos que lo llevaron a proponer su teoría del magnetismo animal, una fuerza electromagnética que puede ser transmitida de un ser a otro y que tiene poderes de curación.
En 1845, el barón Karl von Reichenbach, un químico alemán, registró las reacciones de diversos sujetos ubicados en habitaciones oscuras: éstos vieron llamaradas de energía que emanaban de las extremidades humanas y animales, así como de las plantas y ciertos cristales. Las llamas chispeaban y despedían luces multicolores: rojo, naranja, verde y violeta.
El Doctor Walter J. Kilner, miembro del Colegio Real de Médicos y encargado del área de electroterapia en un hospital londinense, publicó en 1912 el resultado de las experiencias realizadas durante cuatro años en diversos hospitales para demostrar la existencia de un campo de energía que rodea a los seres vivos (llamada genéricamente “Aura”).


¿A qué se refiere Jorge Guerrero con lo de “materia obscura en nuestro entorno”?, ¿afirma que hay materia oscura en nuestro planeta? ¿Paracelso reflexionando sobre la materia oscura? ¿Qué sentido tiene mencionar a Mesmer en un artículo sobre tal materia? ¿Qué se fumó Jorge Guerrero?

Más adelante escribe sobre la visualización del aura como método de diagnóstico clínico, de los “flujos de materia orgónica” de los que hablaba Wilhelm Reich, de la cámara Kirlian, etc. Pseudociencia en su más pura expresión. El artículo termina con tonterías similares, ¿y la materia oscura? Se supone que de eso trataría el artículo. Es como si yo dijera que una entrada de mi blog la dedico a la religión en la ciencia ficción y en realidad tratara sobre las tonterías de un practicante de la psicoastrología, ¿qué tiene que ver una cosa con otra? ¿Un astrónomo tratando de demostrar que hay una relación entre la materia oscura y las “auras”?...

Lo que resulta obvio es que el físico Jorge Guerrero no tiene ni idea de lo que es la materia oscura. ¿Y es este señor quien avala la autenticidad del caso?, ¿con este “informe” cree Maussán que tiene a los científicos contra la pared?

¡Vaya que son grandes los misterios del tercer milenio! Gracias a las páginas de la SEIP y de Maussán nos hemos podido enterar de la realidad: que el experto al que se recurre para demostrar la autenticidad de este caso es un físico que se dedica a la charlatanería.

El lector interesado en este caso puede consultar El retorno de los charlatanes y en Megacosmos, tu guía al universo.

“Me pregunto si me chamaqueraon a mí o a ustedes, mis queridos amigos de MILENIO” decía Maussán. Más bien Jorge Guerrero –al afirmar que sabe de materia oscura y que es un buscador de la verdad- está chamaqueando al ufólogo.

Los de MILENIO diario publicaron que unos muchachos habían chamaqueado a Maussán, luego Maussán afirmó que los chamaqueados habían sido los del periódico pues su investigación mostraba la autenticidad del caso, después nos enteramos de que nos quieren chamaquear presentándonos como evidencia la investigación de un “psicoastrólogo”... ¿y no es Maussán quien por años ha chamaqueado a su público?


Continuará...

18 comentarios:

Santiago dijo...

No sé si estaréis al tanto :aquí en España también hay quien le da cancha a todas esas sandeces para coger pasta claro.Por ejemplo Iker Jiménez (V.ikerjimenez.com). Así que "os acompaño en el sentimiento".
SALUDOS

Martín Fragoso dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Martín Fragoso dijo...

Hola Santiago. Estoy enterado de lo que comentas, uno de los enlaces que pongo en mi artículo es el blog de Mauricio-José Schwarz, quien ha comentado al respecto.
Saludos.

Pedro Gimeno dijo...

Dices:

"que el experto al que se recurre para demostrar la autenticidad de este caso es un físico que se dedica a la charlatanería".

Pues a mí todavía me gustaría saber qué tiene de cierto lo de físico. He visto ya bastantes engaños sobre las titulaciones de los vendedores de misterios y ya no me trago esas cosas con facilidad, sobre todo cuando veo, como ahora, cómo patean vilmente la disciplina de la que dicen ser expertos.

-- Pedro Gimeno

Martín Fragoso dijo...

Hola, tiene usted razón, en lo que escribí doy por hecho que realmente estudió física, algo que tienen que demostrar.
Saludos.

Gil-Gil dijo...

Hola.

Creo que es bueno forjarse una posición sobre algún aspecto que nos interesa, y sobre todo, en que estamos involucrados. Pero es cuestionable el hacerse de ella, apoyándose en ciertos motivos de alcance parcial, que reposan por ejemplo en la falta de ética de gente, que en verdad es ajena en la observación y experiencia de un fenómeno.
Como ejemplo que ayude a entender esto, podemos manejar el error en declararse no creyente cristiano, solo por observar la falta de cumplimiento de los preceptos cristianos, de los dirigentes de las instituciones religiosas.

Luis Ruíz Noguez, es posible y sea testigo de "fraudes ovnísticos", también es posible y no haya tenido "fuertes" avistamientos personales; pero eso no es motivo para asegurar que el fenómeno ovni es un circo colmado de ilusiones, y fraudulento; en que los actos se dan a petición de un público deseoso de fantasías. También es injusto el decir que el fenómeno ovni, pertenece totalmente al siempre escabroso mundo de los dogmas.

A mi me parece una posición algo simplista la del Sr. Noguez, que puedo llegar a redondear, al leer las respuestas en la entrevista, en las que utiliza premisas bastante usadas en los grupos escépticos: "El tamaño de las afirmaciones, debe ser del tamaño de las pruebas", "El que afirma o el que acusa, es el que tiene la obligación de demostrar" (Carga de prueba).

Estas "fórmulas" se construyen con una gran lógica, y llevan implícito señalamientos de responsabilidad; el problema inicia al tratar de manejar eventos que constituyen una verdadera irregularidad (ovnis genuinos), donde su "manejo" lógico excede incluso los límites de la realidad a la que estamos acostumbrados, o que no nos es posible enmarcar dentro de lo que es y existe comúnmente. La pregunta ante un evento de este tipo es, ¿existe?

Lo peligroso y lo negativo es tratar de someter el evento irregular para nuestra realidad, a un parámetro de inexistencia, cuando lo que lo hizo perceptivo al hombre, fue precisamente sus características perceptibles (vista, oído, tacto, etc.), ¡que son precisamente elementos cruciales!, en el "recortamiento" de nuestra realidad.

A estos eventos, y su manejo conveniente les podemos llamar "abducciónes", que en palabras del científico y filósofo Charles S. Peirce sería; "El proceso mediante el que generamos hipótesis para dar cuenta de aquellos hechos que nos sorprenden".

El manejo "respetuoso" con calidad de existencia de estos eventos, es lo que da cabida al ejercicio, digo yo necesario, de la lógica del descubrimiento; si pensamos un poquito sobre la conveniencia, de abonar el ímpetu necesario en el quehacer científico.

Es mi opinión.

Gil-Gil
http://www.gil-gil.com
http://estudioovni.zoomblog.com/

Martín Fragoso dijo...

Gracias por sus comentarios, aquí mi respuesta:

Comenta usted:

"A mi me parece una posición algo simplista la del Sr. Noguez, que puedo llegar a redondear, al leer las respuestas en la entrevista, en las que utiliza premisas bastante usadas en los grupos escépticos: 'El tamaño de las afirmaciones, debe ser del tamaño de las pruebas', 'El que afirma o el que acusa, es el que tiene la obligación de demostrar' (Carga de prueba)."

Las respuestas del entrevistado pueden parecer simples porque no las está argumentando o detallando, algo que no puede hacerse en una entrevista que es corta y que además no pretende ofrecer esos detalles (por ejemplo al "asunto Shaver" en la entrevista se le dedican unas cuantas líneas, para más datos puede consultar los siguientes dos libros: La Nueva Era -de Martin Gardner- y Veredicto OVNI -de Robert Sheaffer-). Luis R Noguez investiga este fenómeno desde 1976, las cosas comentadas en la entrevista las ha argumentado en muchos artículos y además son el resultado de su investigación. Le invito a que conozca el trabajo de este escéptico (como se menciona en la entrevista puede leerlo en Perspectivas, La Nave de los locos y Dios!, son las tres primeras páginas que aparecen en los enlaces).

Continúa usted:

"Luis Ruíz Noguez, es posible y sea testigo de 'fraudes ovnísticos', también es posible y no haya tenido 'fuertes' avistamientos personales; pero eso no es motivo para asegurar que el fenómeno ovni es un circo colmado de ilusiones, y fraudulento; en que los actos se dan a petición de un público deseoso de fantasías. También es injusto el decir que el fenómeno ovni, pertenece totalmente al siempre escabroso mundo de los dogmas".

Hay dos tipos de casos en el fenómeno ovni: los ya resueltos (confusiones y fraudes) y los casos abiertos (es decir, los no identificados). A esto se suma que no hay evidencia dura o irrefutable de la presencia extraterrestre en la Tierra, es decir, no hay evidencia irrefutable de que los casos sin resolver se deban a extraterrestres. Pregunta que Luis se plantea: ¿qué se hace con los ovis (objetos voladores identificados)?, ¿qué nos enseñan los casos resueltos?
Las fantasías y los dogmas también son parte del fenómeno ovni, me refiero a las sectas platillistas. Me surge una duda: ¿qué diferencia hay entre algunos líderes de sectas platillistas y algunos ufólogos?, a veces sus discursos son indistinguibles. Uno de esos líderes afirmaba que una nave ET venía detrás del cometa Hale-Bopp y un ufólogo (que dice saber mucho del tema y que es el experto número uno en todo el mundo) afirmaba exactamente lo mismo.


Más adelante señala:

"Estas 'fórmulas' se construyen con una gran lógica, y llevan implícito señalamientos de responsabilidad; el problema inicia al tratar de manejar eventos que constituyen una verdadera irregularidad (ovnis genuinos), donde su 'manejo' lógico excede incluso los límites de la realidad a la que estamos acostumbrados, o que no nos es posible enmarcar dentro de lo que es y existe comúnmente. La pregunta ante un evento de este tipo es, ¿existe?"

Me parece una buena pregunta. Bueno, el fenómeno ovni existe, entonces podemos replantear la pregunta de este modo: ¿qué tipo de fenómeno es?
Las "hipótesis" más conocidas son la extraterrestre, la paranormal y la psicosocial.
¿Cómo plantear la cuestión de manera razonable o racional? Una forma es aceptando la hipótesis psicosocial y analizando las evidencias que presentan los defensores de las otras hipótesis; si esas evidencias no pueden explicarse más que por la intervención de extraterrestres o de "los habitantes del otro lado", entonces la hipótesis psicosocial quedará refutada. Realmente no encuentro otra forma razonable o seria de acercarnos a este fenómeno.

Saludos

Gil-Gil dijo...

Saludos.

M. fragoso dice:.
Las respuestas del entrevistado pueden parecer simples porque no las está argumentando o detallando, algo que no puede hacerse en una entrevista que es corta y que además no pretende ofrecer esos…

R-En mi comentario me quejo de lo repetido una y otra vez, (que incluso Sagan lo hace y gracias a su fama y carisma, lo absorbe), que en buena parte en su “ejecución”, viene a gestar pura gente que no lleva responsabilidad, y que imagino puede llegar a castrar hasta el ímpetu del descubrimiento de que hablé. Lo dicho tiene un carácter de tipo reflexivo, sin necesariamente tener calidad de verdad absoluta.

M. Fragoso dice:
Hay dos tipos de casos en el fenómeno ovni: los ya resueltos (confusiones y fraudes) y los casos abiertos (es decir, los no identificados). A esto se suma que no hay evidencia dura o irrefutable de la presencia extraterrestre en la Tierra, es decir, no hay evidencia irrefutable de que los casos sin resolver se deban a extraterrestres. Pregunta que Luis se plantea: ¿qué se hace con los ovis (objetos voladores identificados)?, ¿qué nos enseñan los casos resueltos?

R-Opino que los casos resueltos, no forman parte del fenómeno ovni; de lo contrario sería como hablar de un NO identificado ya identificado (¿?). Los casos abiertos tienen esa calidad, precisamente por ser no identificados.
Sobre la evidencia “dura” de existencia extraterrestre, yo no he hablado.
Sobre Ruíz Noguez, me sigue pareciendo que mete todo en el mismo saco, y su falta de experiencia como espectador ovni (no identificado), o los fraudes de que tenga constancia, no debieran limitarle su opinión; si es que es una persona en verdad de mente abierta.
Los objetos voladores identificados (OVSI), nos aportan al menos experiencia, que quizá ayude a clarificar los no identificados.

M. Fragoso:
Las fantasías y los dogmas también son parte del fenómeno ovni, me refiero a las sectas platillistas. Me surge una duda: ¿qué diferencia hay entre algunos líderes de sectas platillistas y algunos ufólogos?, a veces sus discursos…

R-Desde luego que existen las ovni-religiones (pregúntale al Sr. Vermont, o a Rael), pero eso no implica necesariamente que el fenómeno ovni en su totalidad, sea un resultante total de la búsqueda de soluciones existenciales de los hombres, que las religiones tradicionales en un mundo moderno, ya no pueden aportar.
Hay ufólogos con tendencia a creer, y los hay sin esa tendencia que día con día tratan de examinar y dilucidar el fenómeno, sin caer en lo que se concibe como un dogma.


M. Fragoso:
Me parece una buena pregunta. Bueno, el fenómeno ovni existe, entonces podemos replantear la pregunta de este modo: ¿qué tipo de fenómeno es?
Las "hipótesis" más conocidas son la extraterrestre, la paranormal y la psicosocial.
¿Cómo plantear la cuestión de manera razonable o racional? Una forma es aceptando la hipótesis psicosocial y analizando las evidencias que presentan. este fenómeno.

R-Si no conocemos totalmente el fenómeno, yo no me partiría obstinadamente por la tercera opción, porque la verdad aunque haya ejemplos concretos, no necesariamente debe tener un alcance global.
Digo esto porque de mi parte, tengo mi experiencia personal (http://www.gil-gil.com/mi_avistamiento.htm), que me lo dice, y aunque dude de los casos ajenos, siempre vuelve el recuerdo de lo que vimos. Eso te aseguro no es un juego; es de ahí donde parto para “saber” que no puedo ser único en la experiencia, y eso me dice que hay casos genuinamente verdaderos en que debe reposar en verdad el fenómeno ovni.

Que estés bien.
Gil-Gil

Anónimo dijo...

SIMPLEMENTE MUESTRA LA EVIDENCIA DURA E IRREFUTABLE QUE LO QUE VIVISTE, LO QUE DICES DE QUE PARTES DE TUS RECUERDOS PARA "SABER" QUE HAY CASOS GENUINOS SE ME HACE UN DISPARATE CON TODO RESPETO.

ARNOLDO SALAZAR

Anónimo dijo...

NADIE DUDA DE SU PALABRA DE HABER VISTO UN OVNI (PUESTO A QUE SI NO SUPO LO QUE ERA PUES ERA UN OVNI).
LO CUESTIONABLE ES QUE DEFIENDA CON TANTA FIEREZA EN QUE ERA UNA NAVE ESPACIAL EXTRATERRESTR(ESTO ENTENDI YO QUE USTED DEFIENDE AL REFERIRSE A CASOS GENUINAMENTE VERDADEROS).
SIENTO DECIRLE QUE MIENTRAS NO MUESTRE PRUEBAS CONVINCENTES DE ESO, USTED ES UNO DE LOS MILES (¿O MILLONES?) DE TESTIGOS OCULARES DE NAVES EXTRATERRESTRES SIN UNA SOLA PRUEBA Y A LOS QUE NINGUN CIENTIFICO O INVESTIGADOR SERIO DEL FENOMENO PRESTARA ATENCION.

ARNOLDO SALAZAR

Gil-Gil dijo...

Señor anónimo:

Durante muchos años, he participado en foros de todos temas y con gente de todos colores y sabores, y uno de los problemas que mas he visto es la falta de cuidado con que se leen los textos, las malas interpretaciones que se desprenden de ello y la consecuente pérdida de tiempo que ocasiona.
Checa bien en mi página el relato original para que te des cuenta que ahí no se asegura (mucho menos se defiende con fiereza), que la nave era extraterrestre. Cuando digo que son casos genuinamente verdaderos, es que aseguro que el relato corresponde a un evento verdadero (que ocurrió y no se inventó), independientemente si es o no extraterrestre. Verdad que es fácil entender cuando se pone cuidado?

En cuanto a los eventos ocurridos, sin fotografías o video, caen dentro de lo que es un testimonial, esto no constituye prueba alguna; solamente creo que en la proliferación, constituye una constancia de tipo moral de la ocurrencia de eventos que pienso es importante.

Saludos.
Gil-Gil
http://www.gil-gil.com
http://estudioovni.zoomblog.com

Anónimo dijo...

Mi nombre no es anónimo, al final de cada post lo he escrito.
Veamos, dices que con "casos genuinos" te refieres a eventos que pasaron y no se inventaron, entonces no veo tema de discusión alguno, puesto a que esto es irrelevante para el fenómeno, yo puedo ver un punto en el cielo que puede ser cualquier cosa de procedencia terrestre, y sería un caso genuino. Si para ti en esto debe reposar el fenómeno ovni, yo lo desligaría totalmente con vida extraterrestre.

Escrito por Arnoldo Salazar

Gil-Gil dijo...

Hola.

Arnoldo, no es tan fácil la cuestión:
Es claro, el fenómeno ovni consiste en avistamientos de objetos voladores que no son identificados, PERO... no es cuestión de ver un punto en el cielo, así como lo dices, los eventos que caen dentro del fenómeno, tienen características de vuelo o desplazamiento ilógicos si los comparamos con lo que conocemos. Por ejemplo si ese punto tiene un desplazamiento en varias direcciones, ya con ello deja de ser estrella, cometa, estrella fugaz, satélite artificial, planeta etc. etc.
Ahora, si ya no tenemos punto luminoso en el firmamento, si tenemos una nave concreta, sólida, con capacidades de vuelo imposibles como es el volar cambiando de dirección en un ángulo horizontal de menos de 90 grados a una velocidad muy elevada y sin acusar problemas para vencer la fuerza de inercia...caramba! estamos frente un ovni, y también estamos en el derecho de pensar y proponer la posibilidad de que eso no es de aquí..

Saludos.

Anónimo dijo...

De acuerdo Gil Gil, entonces tenemos simplemente dos corrientes de pensamiento distintas, yo no creo en que seres extraterrestres nos visiten y al parecer tu si, por tu experiencia personal segun veo. Solo lo que digo es que mientras no haya pruebas físicas (como reza uno de los principios ufólogicos de Philip Klass) no podemos afirmar que hay vida de procedencia ET en nuestro planeta. En lo personal concuerdo totalmente con el maestro Luis Ruiz Noguez en la entrevista realizada por Martin Fragoso.
Un cordial Saludo

Arnoldo Salazar

Gil-Gil dijo...

Hola.

Hablo de mi porque me conozco, y porque no requiero permiso :-):
Sé que en términos probables, que la vida no necesariamente es privativa de la Tierra, por ello y ante la gran cantidad de estrellas y planetas que hay en el universo, debe haber vida y quizá a nivel de vida pensante (civilizaciones).
También sé que el gran aislamiento cosmogónico a que estamos sujetos (grandes distancias), es un factor importante para que la probabilidad de una comunicación entre civilizaciones extraterrestres baje mucho, pero esta probabilidad no la llevo al valor de cero; y el motivo que esgrimo es que para nuestra realidad y para nuestra ciencia es prácticamente imposible que ocurra...PERO, no sabemos si alguna civilización tenga las herramientas o el modo de lograrlo, podemos llamarle tele transportación, o de cualquier modo; tampoco sabemos si existen en verdad los universos paralelos, lo que si podemos intuir es que si hay una civilización con muchos millones de años de progreso, esto podría ser factible. Decir que es imposible, es tanto como sujetar las posibilidades de lo desconocido e inimaginable a lo conocido por nosotros hoy por hoy.
Eso es todo, es cuestión de no cerrarse, y mantener “viva” la posibilidad.

Sobre lo que piensa Ruíz Noguez, ya dije en lo que no estoy de acuerdo, y se lo expliqué a M. Fregoso y a todo el que lee este blog.

Espero y mañana publicar en mi blog, una entrevista hecha a Julieta Fierro (Astrónoma mexicana), es precisamente sobre las posibilidades de vida extraterrestre, es también cortita e interesante., espero y tengas chance de “darte una vuelta”.

Gracias.
http://estudioovni.zoomblog.com

Anónimo dijo...

Escito Por Arnoldo Salazar.

Ok Gil Gil lo checaré.
Al parecer por fin estamos de acuerdo en algo, creo en todas las posibilidades que me dices, yo tampoco podría afirmar que no hay civilizaciones allá "afuera", y también sigo firme que sin pruebas físicas no se puede afirmar nada.

Saludos.

Anónimo dijo...

EL UNIVERSO ENCIERRA TODAVIA MILLONES DE FENOMENOS,PERO EN REALIDAD,PUEDE SER QUE NO ESTEMOS SOLOS,TALVEZ EN OTRO UNIVERSO PARALELO EXISTEN PERSONAS CON UNA CIENCIA MAS AVANZADA Y CON ALIMENTOS DIFERENTES,TAL VEZ VIAJO ESE SER POR PUERTAS DIMENCIONALES PARA OBTENER SU ALIMENTO,EL MEJOR LA ENERGIA HUMANA QUE SE RETROALIMENTA DEL DIARIO. Y QUE QUIZAS ELLOS NO LO PUEDEN HACER,NUNCA SE HAN PREGUNTADO QUE SOMOS COMO GANADO EN EL UNIVERSO?LA RESPUESTA ES CLARA .POR QUE SE ESCONDEN?PARA QUE PENSEMOS QUE NO EXISTEN¡YA ESTAN ENTRE NOSOTROS?SE LOS DEJO DE TAREA

Unitas virtute dijo...

Sólo una breve observación, a lo mejor es un error de redacción pero no quiero que haga eco como si de una certeza se tratara. La ciencia es astronomía, no la astrología. POr cierto Maussán ni siquiera puede reconocerse como ufólogo u "ovniólogo", pues no tiene estudios formales (si se le puede decir de esa manera) sobre estos campos del conocimiento pseudocientífico. Saludos!
Veritas Unitae.