jueves, septiembre 22, 2005

Biología vs. Ufología 2

Hace unos días un creyente en la presencia de los extraterrestres en nuestro planeta decidió escribir su opinión sobre la entrada Biología vs. Ufología. Comenta que mi artículo es tendencioso y que es un ejemplo de escepticismo ilegítimo; obviamente puedo equivocarme y estoy dispuesto a cambiar de opinión si me hacen notar los errores que cometo, sin embargo, los argumentos de esta persona carecen de validez.

El comentario (el 5010 del Foro de Dios!: http://es.groups.yahoo.com/group/forodedios/, sitio creado por Alejandro Agostinelli) es el siguiente:

En el blog "las patillas de asimov" su autor Martin Fragoso publica un articulo bastante tendencioso y cargado al escepticismo ilegitimo. el tema es la biologia versus la ufologia. la direccion es la siguiente:
http://patillasdeasimov.blogspot.com/2005/09/biologa-vs.html
como para opinar con unn comentario habia que inscribirse y yo no tenia tiempo de inscribirme, decidí responderme en esta lista para mostrar que los sitios escepticos son bastante poco confiables y por que martin al parecer tambien lee esta lista.
Aqui va mi comentario:
Ni hablar Martin, tu articulo está pésimo.
El mismo Asimov pensaba que si nos llegaran a visitar seres extraterrestres, estos serian muy probablemente de forma humanoide.
Es una cosa de entender un poco de evolucion y de tener un poco de sentido comun, como ciertamente lo tenia el buen doctor. asi que o le cambias el nombre a tu blog o primero te lees las obras de asimov, como yo lo hice con algunas.
con respecto a los dibujos que citas de la ciencia ficcion, no conozco ni uno solo en que aparezca un gris como los descritos en las abducciones y encuentros del tercer tipo. Ademas dentro de la ciencia ficcion hay tantos dibujos de variados seres, que no tendria por que sorprenderte que uno de ellos calzara con la realidad. Mal que mal, la ciencia ficcion esta justamente para eso, para predecir sucesos futuros.
Saludos y mas respeto con la memoria del buen doctor, y con sus patillas

Dejemos eso de que la ciencia ficción está para predecir el futuro y lo del respeto a Asimov (un comentario que curiosamente viene de alguien que considera que el escepticismo de Asimov era uno de sus defectos, que la postura escéptica del buen doctor tenía algo de tendenciosa, o que en su fuero interno no era realmente escéptico: “Tanto escribir fantasias, para no creer en ellas. me parece increíble”), y centrémonos en el asunto de la evolución y los extraterrestres de la ufología.

¿Forzosamente debe tener forma humanoide cualquier organismo extraterrestre inteligente?

Veamos la opinión de esta persona que imagina ser experta en evolución: una vida inteligente civilizada, con capacidad de construir satelites y eventualmente llegar a otros planetas... mi respuesta es SI, definitivamente debería tener forma humanoide (Y como ya lo dije era la opinion de Asimov). o esperas ver a un perro empuñando una lanza o manejando un bisturí? ¿como pretendes que una culebra conduzca un automovil? ¿un escorpion leyendo un libro? por favor, para eso se requiere desarrollar manos, y para desarrollar manos, se requiere dejar de ser cuadrupoedo. Es la evolucion convergente compañero! conozcala! No niego que existan millones de especies con forma no humanoide en el universo o en la tierra lo que resulta imposible es ver a un ciempiés constryendo una civilización y llegando a las estrellas. Espero que consideres esta catedra para que la incorpores a tu articulo.

Gracias por la “cátedra”. Pero lo que queda claro es que si considera creíbles las imágenes de los extraterrestres de la ufología no se debe a que sepa gran cosa de evolución sino a su limitada imaginación y a sus enormes ganas de creer en los hombrecitos grises del espacio; no sólo imagina extraterrestres humanoides secuestrando seres humanos sino también que sus herramientas, máquinas y utensilios deben ser iguales a los nuestros. Sólo los extraterrestres humanoides podrían manejar cómodamente un vochito, ¿no? Sólo los grises podrían ponerse unos jeans, tocar un instrumento musical (como un saxofón), andar en bicicleta, etc.

Lo mejor para no practicar el escepticismo ilegítimo (y para que quienes leen este blog no tengan información “bastante poco confiable”, como supuestamente tienen todos los sitios escépticos) es recurrir a los científicos y a los divulgadores de la ciencia.

Consultamos el libro La vida en otros mundos, a la búsqueda de inteligencia extraterrestre, su autor es el doctor Manuel Fonseca, la obra la prologa Enric Trillas. Este libro fue publicado dentro de la serie de divulgación científica de Mc. Graw-Hill, quienes se encuentren en la Ciudad de México y deseen consultarlo pueden encontrarlo en el quinto piso de la Biblioteca Central de Ciudad Universitaria con la clasificación QB54, A54. El autor desarrolla temas como el origen de la vida, su evolución, la vida en el sistema solar, en nuestra galaxia, los viajes interestelares, especulaciones sobre el futuro de la inteligencia, etc.

En el apartado “La evolución de la vida extraterrestre” leemos:

No hay ninguna razón por la que deban sucederse las mismas fases (de la evolución terrestre), en el mismo orden y con el mismo ritmo, en otro planeta. La evolución es un proceso en el que interviene en alto grado el azar. Sería demasiada casualidad que las leyes de la selección natural compensaran exactamente los efectos aleatorios de la variabilidad y del ambiente, y forzaran a los seres vivos a seguir en todas partes el mismo camino evolutivo. Algunos científicos, especialmente los astrónomos, parecen creer que la mayor parte de los seres inteligentes que puedan existir serán más o menos humanoides. Pero esto, desde el punto de vista biológico, es muy poco probable.

Encontramos (en la misma biblioteca) con la clasificación Q B54, R85 el libro Mensajeros Cósmicos, ciencia y enigma de los extraterrestres, obra escrita por Luis Ruiz de Gopegui y prologada por Javier Armentia. Ésta se publica dentro de la misma colección de Mc. Graw-Hill.

Luis se pregunta: ¿Cómo serán los extraterrestres, en caso de que existan? ¿Serán humanoides con formas parecidas a las nuestras? ¿Serán simplemente organismos inteligentes?

Responde: mucha gente tiene una idea preconcebida sobre los extraterrestres y piensan que deben ser seres bastante semejantes a nosotros, debido a la propia intuición antropocéntrica, a la tendencia natural a simplificar lo que se pretende adivinar y a la poca imaginación de la mayoría de los escritores y directores de cine de ciencia ficción que, por razones obvias, casi siempre suelen representar a los extraterrestres antropomórficamente.

Continúa más adelante: La biología evolutiva muestra claramente la gran improbabilidad de que existan en algún otro lugar del universo, seres como nosotros, con los 3.000 millones de pares de bases dispuestos en idénticas secuencias, a lo largo de una molécula genética igual y en idénticos cromosomas. Más aún, es también altamente improbable que aparezcan organismos relativamente similares al nuestro con pies y manos, tronco, cabeza, cerebro, ojos, boca, nariz y oídos (es decir, humanoides) en dichos lugares, pues en ellos la evolución orgánica ha tenido que transcurrir por derroteros completamente diferentes a los de la Tierra (...) Por último, el reflejo antropocéntrico de que si nosotros existimos deben también existir otros muchos semejantes a nosotros, no tiene base científica alguna.

En el apartado “Antropocentrismo inviable” escribe sobre el material que se encuentra en la ufología: Todos aquellos que dicen haber visto extraterrestres, siempre los describen con anatomía extraordinariamente semejante a la de los terrestres. Como se ha explicado en la primera parte de este libro, eso es prácticamente imposible. Esta constante insistencia en el antropomorfismo de los extraterrestres es una prueba evidente de que sólo es fantasía, pues de existir extraterrestres, morfológicamente serían completamente diferentes a nosotros (...) Cualquier persona que hable de extraterrestres con tronco, extremidades superiores e inferiores, cabeza, ojos, oídos, etc., evidentemente no habla de seres que hayan evolucionado en un planeta de otro sistema solar, sino de fantasmas de su propio cerebro, que nada tiene que ver con los extraterrestres.

Con esto basta para poder decidir qué tan creíbles son las fotografías y los videos de los extraterrestres que nos presentan los ufólogos.

Pero hay que aclarar que se trata de una cuestión de pruebas. Esto es lo verdaderamente importante. No se trata de que se descarten los relatos de los testigos de encuentros cercanos del tercer tipo “basándose en la creencia infundada de que una especie civilizada no debe tener la forma humanoide” (ya vimos qué tan infundado es suponer que los humanoides extraterrestres sean poco probables), se trata de que no existen evidencias materiales.

Cualquier escéptico admitiría la existencia de los grises (o de los rigelianos) de presentarse pruebas irrefutables (yo, que practico el escepticismo ilegítimo y que escribo artículos tendenciosos, aceptaría la existencia de todos los extraterrestres humanoides de los que escribe Freixedo si existieran esas evidencias irrefutables), como esas pruebas no han sido mostradas para su análisis no podemos más que intentar comprender el fenómeno ovni desde otro enfoque, el enfoque psicosocial.

¿Cuál es la mejor manera de revisar la “evidencia” fotográfica? ¿Suponer que las fotografías son auténticas mientras los “detractores” no demuestren el fraude o suponer que son material fraudulento hasta que se presente la verdadera prueba?

Escribe quien me pide respeto para Asimov y sus patillas: “Creo que las fotos que tienen una buena posibilidad de ser verdaderas son las que aun no aparece el perpetrador del supuesto fraude, y las que calzan con las descripciones testimoniales”.

Maussán afirma que aceptará que el video de la muñecopsia es un fraude el día que los escépticos muestren el muñeco usado en la cinta, ¿seguiremos su forma de abordar la cuestión? No tenemos intereses económicos en estos asuntos así que no tenemos por qué hacer eso.

Es una verdadera tontería considerar que una fotografía es auténtica sólo porque no se ha logrado encontrar su origen fraudulento. No todos los bromistas confiesan sus travesuras, los impostores y quienes hacen negocio con estas imágenes pueden realizar un buen truco o esconder toda la evidencia en contra; para probar la presencia extraterrestre en la Tierra se necesitan pruebas materiales.

Conclusiones:

a) Mientras no aparezcan pruebas materiales podemos suponer que todas las fotografías son un fraude.

b) La biología nos muestra lo poco creíble que resulta el aspecto de los extraterrestres de la ufología.

c) La ciencia ficción ha inspirado a los “testigos”; de ahí que podamos afirmar que tanto el aspecto de los supuestos visitantes como sus actividades tienen antecedentes culturales.

Sobre el fenómeno OVNI, Luis Ruiz de Gopegui escribe: Los OVNIs son un fenómeno socio-cultural que ha adquirido gran popularidad en los últimos tiempos. Nadie pone en duda que los OVNIs sean fenómenos reales. Sin embargo, hasta la fecha, después de casi medio siglo de continuos avistamientos, no se ha podido demostrar que haya relación alguna entre ellos y la existencia en nuestro planeta o en sus proximidades de naves controladas o tripuladas por seres extraterrestres. Al parecer, los OVNIs corresponden a fenómenos de otro tipo.

3 comentarios:

Macías P. dijo...

Pues no, no hace falta registrarse para poner un comentario, como dice tu crítica lectora:
"como para opinar con unn comentario habia que inscribirse y yo no tenia tiempo de inscribirme, decidí responderme en esta lista"
La prueba es que yo he puesto este comentario.

Otro punto es el de la inversión de la prueba:
"Maussán afirma que aceptará que el video de la muñecopsia es un fraude el día que los escépticos muestren el muñeco usado en la cinta"

Una afirmación como esa (La de la autopsia del ET), necesita una prueba un tanto mas creible que un video de mala calidad y lleno de incongruencias ¿No?

Anónimo dijo...

Es curioso que se acuse a los escépticos de tener poca imaginación, y luego sean los crédulos quien no aceptan que exista ninguna forma de vida inteligente fuera de la Tierra que no se parezca al hombre. Incluso admitiendo que estos seres inteligentes, en caso de existir, deban tener manos o similares para manejar artefactos,¿por qué van a tener dos?, ¿por qué van a tener una cabeza, dos ojos, una boca, dos oídos, todo colocado igualito que en los seres humanos?, ¿por qué van a tener un tamaño parecido al nuestro?.
¿Acaso no existen robots y máquinas en la tierra que pueden realizar tareas que requieren habilidad manual en los humanos, y no se parecen en nada a nosotros estos robots?.

Mytho dijo...

OK, retiro lo dicho en mi anterior comentario, en la primera parte de este post. Totalmente de acuerdo con lo aquí expuesto