martes, abril 01, 2008

Secuestros extraterrestres

En la Biblioteca Central de Ciudad Universitaria pueden encontrarse varios libros en los que se abordan de forma crítica “misterios” como los fantasmas, los supuestos fenómenos paranormales y los ovnis. En esta entrada comento una obra dedicada a las “abducciones por extraterrestres”.

Peter Brookesmith es el autor del libro Alien Abducciones (su clasificación es BF2050 B7618). Se trata de una obra que disfrutará todo aquel que desee acercarse críticamente al extraño mundo de las presuntas abducciones.




Brookesmith hace una presentación equilibrada del tema, tiende a ver el asunto con escepticismo aunque no se muestra cerrado a la realidad de estas denuncias. El autor piensa que el fenómeno de las abducciones es demasiado alegórico para ser real, aunque admite que podría haber extraterrestres secuestrando personas para realizar experimentos, afortunadamente Brookesmith no desprecia la ciencia: “Lo que quiero decir es que, aun aceptando que las abducciones se producen exactamente tal como dicen los informes, las evidencias que esgrimen los ufólogos son, en el mejor de los casos, acientíficas e insostenibles y, en el peor de los casos, auténticas bobadas.”

Brookesmith desea reflexionar críticamente, y es así porque, a pesar de las burlas que puede llegar a suscitar, el tema parece ameritarlo: “lo tomamos suficientemente en serio como para convertirlo en tema de broma.”

A lo largo de la obra podemos encontrar críticas tanto a los ufólogos como a los escépticos. Para el autor, los escépticos deberían preguntarse el por qué de las "abducciones" y todo lo que hay alrededor de ellas (“expertos”, grupos de apoyo, gente dispuesta a creer), y los creyentes deberían aceptar que los “abducidos” pueden ser honestos aunque la “experiencia” no se produjera realmente.

La obra tiene la siguiente estructura: introducción, cinco capítulos, el epílogo, una bibliografía y un índice.

El primer capítulo se titula “Anatomía de una pesadilla”. En éste se hace una exposición de algunos casos clásicos: el matrimonio Hill, Villas Boas, Herb Schirmer, José Antonio da Silva, el secuestro de Pascagoula (Hickson y Parker), y Betty Andreasson, entre otros. También se encuentra una exposición de los supuestos tipos de extraterrestres, los supuestos experimentos llevados a cabo por los visitantes, sus objetivos, etc.

“Embajadores del espacio. El mundo, visto por los investigadores sobre abducciones.” es el segundo capítulo. El autor escribe sobre las opiniones de los “expertos abductólogos” David Jacobs, Bud Hopkins, Thomas Bullard y Jhon Mack. También escribe sobre los relatos de “abducidos” como Whitley Striber, Travis Walton y Linda Cortile.

Hasta aquí podríamos pensar que se trata de una obra interesante pero sin mayores méritos, pero los siguientes capítulos hacen que sea una obra imprescindible para quienes buscan una visión equilibrada del tema.

“En tela de juicio. Respuestas de los escépticos.” es el tercer capítulo. Brookesmith anota una opinión de Mack: “Hasta ahora no se ha encontrado ninguna explicación alternativa plausible para los testimonios de los abducidos, a veces incluso corroborados por evidencias físicas.” Pues en este capítulo encontramos algunas explicaciones alternativas. El capítulo comienza con Philip J. Klass, a quien el autor describe como “el gran azote de los testimonios sobre abducciones.” Brookesmith se refiere al libro UFO Abductions: A Dangerous Game. El uso de la hipnosis para “investigar” las abducciones, el implante de falsos recuerdos y la forma en que los “abductólogos” condicionan a sus “pacientes” son algunos de los temas abordados. La influencia de la ciencia ficción en la ufología es otro de los temas. Se puede leer sobre los trabajos de Martin Kottmeyer (quien descubrió que el testimonio de Betty Hill estaba influenciado por la película The Invaders from Mars y el programa de TV The Outer Limits) y Bertrand Méheust (quien expuso sus reflexiones sobre la relación entre la ufología y la ciencia ficción en su libro Science-fiction et Soucoupes Volantes). Hay quienes coleccionan estampillas o relojes, otros coleccionan “implantes extraterrestres”, uno de ellos es Darrel Sims, de quien también se habla en este capítulo.

“Entre el cielo y la tierra. A medio camino entre el escepticismo y la credulidad.” es el cuarto capítulo. Aquí Brookesmith escribe sobre las otras hipótesis para explicar las abducciones y el fenómeno ovni: la hipótesis paranormal y la hipótesis psicosocial (en otra entrada escribiré de ellas). Se habla de los trabajos del neurólogo y geólogo Michael Persinger, quien considera que ciertos fenómenos naturales (como las luces telúricas) pueden provocar experiencias neurológicas que los sujetos interpretan como manifestaciones sobrenaturales o extraterrestres, en palabras de Brookesmith: “Según el doctor Persinger, algunos fenómenos naturales pueden influir sobre la actividad eléctrica del cerebro en ciertos individuos especialmente sensibles, provocando extrañas alucinaciones entre las que se incluyen las fantasías de abducción.” Además de estas hipótesis, se habla de otros fenómenos para explicar las “abducciones”: terrores nocturnos, alucinaciones hipnagógicas e hipnopómpicas, parálisis del sueño, falso despertar, etc. También se analizan algunos casos recurriendo a dichos fenómenos.

El quinto capítulo se titula “Al otro lado del espejo. El nacimiento de un mito moderno.” Se habla de mitos antiguos y mitos modernos, y se considera que dentro de esos mitos modernos están los ovnis y las abducciones. Por otro lado, se considera que los “expertos en abducciones” moldean el mito, es decir, le dan forma, le dan cierta coherencia a los relatos. Brookesmith escribe de las ideas de Richard L. Thompson, Bertrand Mehéust y Kottmeyer. L. Thompson (en Alien Identities) compara las historias de abducciones con las relaciones que, según diferentes mitologías, tenían hombres y dioses. Méheust (en Abductions and Religious Folklore) expone el paralelismo entre las hadas, los gnomos, los demonios y los extraterrestres. Kottmeyer (en Enteramente predispuesto) muestra que la ciencia ficción ha sido la inspiración de los “abducidos”; especialmente interesante es el comic de 1930 Buck Rogers, en éste aparece una historia llamada Los hombres tigre de Marte, en dicha historia hay una abducción (nótese la fecha). Brookesmith concluye de esto: “Los abduccionistas se equivocan al negar que exista cualquier tipo de relación entre la ciencia-ficción y los relatos de abducciones, ya que, como hemos visto, ambas manifestaciones se relacionan estrechamente a un nivel muy profundo.”

Llegamos al epílogo. “Significados y realidades. Interpretación del fenómeno de las abducciones.” es el título. Como decía al inicio, el autor no se muestra cerrado a la posibilidad de que realmente existan extraterrestres secuestrando personas, pero no está dispuesto a renunciar a la ciencia y a la razón; tampoco desea quedarse en la simple negación o crítica a los abducidos y a los defensores de la realidad de éstas; el autor desea reflexionar sobre el por qué de este fenómeno. Se hace preguntas como las siguientes: ¿Exteriorizan las abducciones hondas tensiones y conflictos, así como una gran preocupación por el futuro de nuestra sociedad?, ¿qué lecturas se pueden hacer de las abducciones? Cita al filósofo Eric Dardel (The Mythic): “cada época histórica nos cuenta su verdad... una verdad que con frecuencia es sólo un mito, aunque no se interpreta como mito... cada día aparecen nuevos mitos que no reconocemos como tales.” ¿Qué es lo que realmente nos dicen los "grises"? El autor expone distintas interpretaciones, una de ellas es la de los ufólogos escépticos Peter Rogerson y Paul Denereux, quienes consideran que los grises son una proyección de nuestra sociedad: “alien-ada, deshumanizada, carente de espontaneidad, donde cada individuo es un extraño para sí mismo y para todos los demás, malsana, tensa, despersonalizada y gregaria, donde los individuos obedecen como autómatas las normas que ellos mismos o, lo que es peor, personas totalmente desconocidas pero también inauténticas han creado y, lo que es más importante, defienden de manera inmovilista.”

En resumen: Los que viven de hacer conferencias sobre la “innegable presencia de extraterrestres en la Tierra” no hablan de Persinger o Kottmeyer, nunca mencionan la hipótesis psicosocial, así, el interesado sólo puede hacerse de una visión parcial del fenómeno de las supuestas abducciones. Alien Abducciones expone el trabajo de esos autores y esas ideas que no suelen mencionar los ufólogos, por ello es un libro valioso.

5 comentarios:

Ricardo Campo Pérez dijo...

Martín: quería pedirte permiso para reproducir esta reseña en el próximo CDRom de la Fundación Anomalía, en la sección de bibliografía. No tengo a mano tu correo electrónico. Saludos y gracias.

Martín Fragoso dijo...

Hola Ricardo, no hay problema, puedes tomar la reseña.

Saludos.

skizo dijo...

Bueno, intentare hacerme con el libro si tan bueno es.


Saludos :)

Martín Fragoso dijo...

Hola, seguro que no te decepcionará.

Saludos.

Gabriel dijo...

Acabo precisamente de comprarme el libro en una librería de usado. Tengo otro del mismo autor: READER´S DIGEST OVNI: EXPEDIENTES SECRETOS que es bastante interesante y viendo que era del mismo autor me lo compré de inmediato