miércoles, septiembre 28, 2005

Cuando la ciencia nos alcance





Sahen Hacyan es físico por la UNAM e investigador del Instituto de Física de la misma universidad. Hacyan ha escrito novelas, artículos y libros de divulgación científica.

Dentro de la colección La Ciencia para todos ha publicado dos obras en las que comenta aspectos generales de la ciencia.

En Cuando la Ciencia nos Alcance, Shahen Hacyan analiza algunas de esas historias de milagros y fenómenos “paranormales” que se presentan en los medios de comunicación. El público parece estar dispuesto a aceptar sin ninguna crítica cualquiera de estas historias, al respecto comenta el físico: “Pero, a parte de los ovnis, nuestro mundo está plagado de modernos demonios en los que creen ingenuamente millones de seres humanos: fenómenos parapsíquicos, apariciones milagrosas, curaciones mágicas, profecías, etcétera. Al respecto, Sagan señala la paradoja de que cuando una persona compra un auto usado, no se cree todo lo que le cuenta el vendedor: por el contrario, revisa la mercancía y, ante cualquier duda, consulta con un mecánico de su confianza; en cambio, si se trata de historias de ovnis o de fenómenos parapsíquicos, la enorme mayoría de la gente acepta lo que se le vende sin un asomo de duda.”

Pero esa credulidad en mucho se debe a la falta de explicaciones alternativas. Los vendedores de falsos misterios encontrarían más difícil su labor si los escépticos y los científicos mostraran con mayor frecuencia la otra cara de la moneda. He aquí un ejemplo:

En el apartado titulado “Catsup y milagros”, el autor comenta:

Dos veces al año, en los meses de mayo y septiembre, los fieles de Nápoles se reúnen en la catedral de esa ciudad italiana para presenciar la licuefacción milagrosa de la sangre de San Jenaro. Este santo, patrón de Nápoles, vivió a fines del siglo III y murió martirizado en defensa de su fe. De acuerdo con la tradición local, su sangre se conserva coagulada en una ampolla, guardada detrás de un altar. De ahí es retirada ceremoniosamente por el obispo de Nápoles, quien toma la reliquia en sus manos y la voltea una o más veces delante de sus fieles, hasta que se produce el milagro esperado: la masa coagulada se vuelve líquida.

Más adelante ofrece una posible explicación al fenómeno:

Es bien sabido que un sólido se vuelve líquido cuando se calienta, pero algunas sustancias pueden cambiar su estado también por la aplicación de una presión. En particular, los llamados fluidos tixotrópicos tienen, en reposo, una consistencia gelatinosa, pero se vuelven líquidos tan pronto resienten una fuerza externa. El catsup es un ejemplo bien conocido de un fluido tixotrópico. Se ha vuelto un reflejo del hombre moderno agitar una botella de catsup antes de usarla, pues sabe por instinto que, gracias a ese movimiento brusco, la salsa se volverá líquida y fluirá suavemente de la botella. Los líquidos tixotrópicos también se encuentran en estado natural, como las famosas arenas movedizas que se licuan bajo el peso de sus víctimas. En particular, cierto gel formado de cloro, hierro y agua tiene las mismas propiedades y apariencia que la sangre coagulada, y se puede encontrar en regiones volcánicas, como los alrededores de Nápoles. Es muy posible que la famosa sangre de San Jenaro no sea más que algún fluido de esta clase. El hecho de mover la ampolla de su lugar y darle algunas vueltas sería suficiente para producir la licuefacción milagrosa (...) Desconozco si alguna vez se ha hecho un análisis químico de la reliquia, pero sospecho que sus custodios no lo permitirían. Después de todo, es difícil reconocer que se le ha tomado el pelo a generaciones de fieles con actos de ilusionismo (...) Por supuesto, queda la posibilidad de que se trate de un verdadero milagro y que el contenido de la ampolla sea realmente la sangre de San Jenaro. El propósito de esta nota es señalar que existen otras explicaciones más racionales. Explicaciones hay para todos los gustos y las creencias.

Los interesados en el fenómeno OVNI pueden encontrar artículos muy interesantes.

En el apartado titulado “El sexo en los OVNIs” Hacyan señala el parecido entre las historias de brujería que se denunciaban en Europa en el siglo XVII y las actuales historias de abducciones o raptos. En estos últimos casos, el sexo “está omnipresente, pero bajo una forma clínica, glacial, aséptica” ¿Por qué es así? El autor propone: Es fácil especular que el relato moderno, con un sexo transformado en objeto de laboratorio, tuvo tanto eco en EUA por la peculiar presencia en su sociedad de una mezcla de puritanismo y progreso tecnológico. La época en que aparecieron los relatos de raptos extraterrestres coincide con el auge del conductismo y las teorías sexuales desarrolladas en laboratorios y clínicas donde el Deseo se reduce a la manipulación experta de algunas palancas y botones del cuerpo-objeto (...) En el siglo XVI la cacería de brujas tuvo el respaldo de las instituciones religiosas de la época, cuyo lugar ha sido tomado en la actualidad por los medios masivos de comunicación, que son los que fomentan el mito de los ovnis.

Además de estos temas podemos encontrar artículos acerca de la vida amorosa y erótica de Einstein, la expansión del universo, el gato de Schrödinger, el dios de la física, etc.

1 comentario:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.